Qué hacer para que tu mascota no se aburra

Qué hacer para que tu mascota no se aburra

Cuando los perros se aburren, pueden tener mal comportamiento o empezar a destruir cosas del hogar. Aquí te explicaremos cómo puedes prevenir que tu perro se aburra y evitar desastres en casa.

Asegúrate de que tu perro tenga suficientes juguetes. Si tu perro aún es un cachorro y le gusta morder todo, es recomendable mantenerlo vigilado mientras juega, acarícialo y hazle saber que está bien jugar con los juguetes, y no con tus pertenencias u otro objeto del hogar (muebles, jardines, etc).

Dedícale un momento al día para jugar. Jugar a traer objetos es muy divertido para tu mascota, además de ayudarle a gastar energía y ejercitarlo.

Dedica tiempo para pasear a tu perro. Esto beneficiará a tu mascota y a ti, porque es una actividad divertida y una buena forma de hacer ejercicio. Llevar a tu perro al parque o a la playa es una buena idea. En la playa, lánzale palos al agua y haz que vaya por ellos.

Entrenar a tu perro también lo mantendrá ocupado, le ayudará a crear una mejor relación contigo y le ayudará a saber quién es su dueño. Puedes enseñarle trucos sencillos, los más básicos. (Si aún está en su etapa de aprendizaje).

Si tu perro puede entrar a la casa, permítele estar contigo. Esto creará un lazo fuerte entre ambos, de esta forma tu mascota confiará en ti y permanecerá a tu lado cuando lo necesites. Por ejemplo, déjalo que se siente a un lado, o sobre tus rodillas mientras ves la televisión, o déjalo que se siente a un costado mientras usas la computadora, trabajando o haciendo tarea. Mientras lo haces, habla con él para hacerlo saber que no lo estás ignorando.

Cuando estés por salir, manda a tu perro a la habitación con un juguete, como una pelota o un periódico para que lo pueda romper (de esta manera no romperá algo más).

Enciende la televisión para que tu perro no se sienta solo, y para que pueda distraerse con algo. Un canal acerca de perros es lo mejor, hasta Animal Planet es una buena idea.

Lleva a tu mascota a lugares de aseo, para que haga sus necesidades, de esta manera podrá ver a otros perros y jugar.

Si nada de lo anterior te funciona, simplemente mantén a tu mascota cerca de ti, consintiéndola, y dándole sus bocadillos favoritos. No hay problema si decides tomar un día para pasar un buen rato con tu perrito y ahí los dos disfrutarán.

Si tu perro parece desesperado o está llorando. Es porque quiere atención o te está tratando de decir algo. Y aunque no sepas lo que dice, intenta hacer algo al respecto. Ya encontrarás la forma de entender lo que quiere. Si gimen, no quiere decir que necesita atención, significa que no se ejercita lo suficiente. Los perros necesitan de paseos todos los días, las casas son como perreras para ellos y jugar con la pelota en el patio no es suficiente.

Si tienes dos perros o más, estarán bien jugando juntos, porque tienen compañía. Cuando los perros empiezan a sentirse solos y aburridos, buscan la compañía de sus amos. Si sólo tienes un perro, necesitarás dedicarle el mayor tiempo posible.

Si dejas a un perro en una habitación por más de 12 horas, al siguiente día tu mascota tendrá mucha energía, ya que no la gastó el día anterior.
Si tu perro está cambiando de dientes, dale un juguete que pueda morder.
Si gruñe cuando tocan la puerta, o escucha algún ruido, solo está tratando de protegerte. Si quieres entrenarlo para que no lo haga, cada vez que gruña hazle saber que no debe hacerlo diciendo un simple NO.
No le des demasiada atención a tu perro, o se sentirá abandonado y ansioso cuando no estés en casa y este solo.

Si tu perro pasa mucho tiempo solo, empezará a portarse mal, romper tus pertenencias, destruir cosas de la casa, cavar en la tierra o destruir jardines. Haz que entienda que no te gusta que haga eso.
Nunca le des huesos de cuero crudo a tu cachorro, es malo para su salud.