Mi perro tiene miedo a las tormentas

Mi perro tiene miedo a las tormentas

Para los animales, en especial los perros, a veces las tormentas son terribles. Es debido a que el cerebro de un tercio de los perros se acelera de un modo extremo durante las tormentas debido a un rasgo evolutivo que dispara su nivel de estrés para forzarlo a buscar refugio. Es algo instintivo.

Como también pueden haber una gran variedad de razones por la que las tormentas asustan a su perro. En algunos casos, la electricidad estática en el aire y el sonido de la descarga del rayo, seguido de un trueno simplemente pueden dañar los oídos de los perros causando que reaccionen con el dolor. Una vez que ha pasado por tormentas suficientes como para saber que cuando el cielo oscurece y la lluvia comienza, sus oídos van a ser lastimados, el puede incluso empezar a ponerse nervioso cuando siente una tormenta mucho antes de que la tormenta llegue realmente. En otros casos, puede asociar una tormenta con algo malo que le haya pasado. Tal vez, se quedó fuera en una tormenta, sin refugio o otra cosa que se asocia con una tormenta.
En otros casos el miedo de su perro puede ser en realidad una reacción a su propio comportamiento. Si usted es nervioso durante una tormenta, el perro siente su cambio de comportamiento y se vuelve inseguro también. Algunos consejos de como lidiar con su perro en una tormenta son:

  • Encuentre un lugar seguro y tranquilo donde se puede poner a su perro durante la tormenta, en lo posible que esté alejado del ruido.
  • Asegúrese de que tiene algunos de sus juguetes favoritos allí, de forma que se vea como un refugio y no aislamiento.
  • Inventar juegos especiales que usted puede jugar con su perro y sólo jugar con ellos durante la tormenta para que comience a asociar las tormentas como momentos de diversión.
  • Puede añadir también un poco de música para ayudar a ahogar el sonido de la tormenta.
  • Mantenga la calma usted mismo.
  • No trate como bebé a su perro durante la tormenta, en vez de ayudar, el perro aumentará su nerviosismo ya que usted está enviando el mensaje de que hay una razón por la que necesita ser protegido o consolado.
  • En algunos casos, cerrando las cortinas ayuda a un perro a sentirse menos ansioso y le hace dar cuenta de que la tormenta está fuera y el está a salvo en el interior.

Puede tomar algún tiempo, pero, siendo positivo y manteniendo todo lo más normal posible, su perro pronto aprenderá que no hay nada que temer de la tormenta que se acerca.