Que debemos saber sobre cirugía veterinaria

Si usted es el dueño de un perro o un gato sabe la importancia de tener que decidir una cirugía en su animal. La carga emocional y de responsabilidad que esto significa. Tener que realizar una intervención quirúrgica presenta una serie de interrogantes y temores:

Cuáles son los riesgos intraoperatorios?

Cómo será el post – Operatorio?.

Tendrá dolor?

Cuáles serán los cuidados que debemos tener?

Todos estos interrogantes son contestados por el profesional interviniente.

Nosotros trataremos de colaborar haciendo conocer como es el mundo de la cirugía veterniaria, dónde debe de operarse, condiciones, etc.

Además queremos aconsejar a los dueños de caninos o felinos como detectar y evitar complicaciones en patologías dónde su resolución es quirúrgica.

Los riesgos quirúrgicos.

Debemos decir que en cirugía veterinaria como en humana se deben de dar las mejores condiciones clínicas antes de llegar al acto quirúrgico por lo tanto una vez que se tiene el diagnóstico deberá evaluarse el riesgo complementario que sean necesarios. (Electrocardiograma, análisis de sangre, orina, rx, ecografías, etc).

Por lo que se deduce que el riesgo quirúrgico, surge de evaluar la patología que hay que solucionar y el estado clínico del paciente.

Una vez que se tienen los resultados de los estudios y son satisfactorios. El dueño del paciente o tenedor responsable deberá autorizar por escrito la cirugía que se va a realizar, tomando conocimento de los riesgos de la misma.

Como se clasifican:
Las cirugías se pueden clasificar según su dificultad técnica en: Baja, Mediana o Alta complejidad. Daremos un ejemplo de cada uno de ellos.

Una cirugía menor o de baja complejidad es una orquidectomía (extracción de testículos):

De mediana complejidad es una ovarectomía (extracción de ovarios) o histerectomía (extracción de útero). En la de alta complejidad podríamos citar, una adrenalectomía (ablación de la glándula adrenal) o cirugía de columna vertebral, torax, alteraciones congénitas vasculares, etc.

La importancia de conocer la complejidad de una cirugía, nos ayuda a evaluar los riesgos, condiciones y precauciones a tomar por el profesional que a su vez lo debe de trasladar a los dueños que son los que aceptarán o no, realizar la cirugía.

Requisitos mínimos para realizarla – de mediana y alta complejidad
Debe tenerse en cuenta para una cirugía de mediana o alta complejidad, además de dónde se realiza, (quirófano) , el quipo humano y la tecnología a utilizar.

Los requisitos mínimos son tres:

El equipo quirúrgico

Lugar(quirófano)

Equipamiento (tecnología)

¿Dónde se debe operar y porque?
El quirófano es el único lugar en dónde se debe operar. El mismo es un ambiente cerrado, sin aberturas al exterior por lo tanto, debe tener aire acondicionado. Sus paredes deben ser azulejadas o lavables, el piso no debe tener rejilla y ser de cerámica u otro material de fácil lavado.

Todos estos requisitos son necesarios para mantener el lugar aislado y en condiciones de máxima limpieza. Pueden contar con tubos de rayos ultravioletas.

Con respecto a la iluminación debe ser de dos tipos: una de ellas, nomal para cualquier ambiente y la otra iluminación de alta potencia..

La superficie de la camilla debe ser de acero inoxidable y debe ser movible en varios sentidos. Sobre la misma se pueden colocar elementos aislantes para mantener el paciente con una temperatura óptima.

El objetivo de estas líneas es que se tenga en claro dónde se debe de operar y en que condiciones, dado que el no cumplimiento de estas condiciones, aumentan los riesgos para el paciente y dificulta la labor del equipo.

Equipamiento quirúrgico
El objetivo de estas líneas es que se tenga en claro dónde se debe de operar y en que condiciones, la utilización del equipamiento correcto disminuyen los riesgos para el paciente y mejora la labor en equipo.

Lampara de cirugía

Eléctrobisturí

Electro Cauterio

Sierra oscilante

Lupa

Microscopio

Aspiradores de baja y alta potencia

Instrumental para tejidos duros

Micro y Meso Cirugía

Pre quirófano
En esta sala es dónde se preparan el instumental, la lencería y su esterilización (paños de campos, camisolines, etc.) por medio de estufas, autoclaves y medios químicos.

Además es dónde se cambia el equipo quirúrgico. En el mismo se puede encontrar los elementos de esterilización.

Debemos decir que todos estos procedimientos de asepsia y antisepcia no pueden dejar de aplicarse.