Cuidados del periquito australiano

Cómo cuidar a un hámster recién nacido
25 Enero, 2020
Alimentación del periquito australiano
25 Enero, 2020
Show all

Cuidados del periquito australiano

El periquito común o periquito australiano está introducido alrededor del mundo como mascota, es el ave de jaula más popular del mundo.

Son tan inteligentes como algunos loros de gran tamaño y pueden ser domesticados sin problemas. Son capaces de aprender a posarse sobre tu mano, jugar con ciertos elementos, repetir palabras e imitar actos. Les encanta la compañía y la alegría. Si tienes o estás pensando en adoptar a esta fantástica ave no dudes en leer los cuidados del periquito.

Hábitat del periquito australiano

Existen muchos tipos de jaulas para periquitos, no obstante, es importante elegir bien, ya que nuestro compañero pasará la mayor parte del día dentro de ella. Como mínimo contaremos con 50 o 70 centímetros de ancho, pensando en que su tipo de vuelo es horizontal.

Te recomendamos buscar una jaula que sea más ancha que larga. Este tamaño deberá ampliarse si pretendemos incluir a otro miembro periquito en la jaula. Como barrotes puedes utilizar ramas de árboles frutales, disponibles en cantidad de tiendas. Este tipo de barrotes son fantásticos pues con ellos los pájaros ejercitan sus patas en elementos de distinto tamaño.

Provéelo de un comedero (interior a ser posible) así como un bebedero adecuado, ambos elementos los mantendremos siempre frescos y limpios. En el fondo de la jaula también debes añadir un tipo de tierra especial con aportes de calcio que le estimulan adecuadamente.

Los accesorios de la jaula del periquito deben ir acordes al tamaño de esta, es decir, no pondremos mil juguetes y barrotes si luego el animal no tiene espacio para moverse. Si queremos tener una jaula muy ornamentada pensaremos antes en comprar una de tamaño grande. Podemos incluir un columpio, cuerdas o escaleras.

La ubicación, al igual que en el caso de otras mascotas, debe ser siempre un lugar libre de humo, sol directo, corriente de aire o ruido excesivo. Buscaremos un lugar tranquilo, fresco y armonioso para que nuestra nueva mascota se sienta feliz y a gusto.

Puedes tener también a tus periquitos en el exterior, teniendo en consideración que deben tener su espacio de sombra, no exponerlos a excesivo frío o excesivo calor así como estar resguardados de la lluvia.