Cómo cuidar a un hámster recién nacido

La salud del gatito
25 Enero, 2020
Cuidados del periquito australiano
25 Enero, 2020
Show all

Cómo cuidar a un hámster recién nacido

Little hamster in a basket

Una de las tareas más difíciles de la cría de un hámster o que requiere de una mayor atención y cuidados es cuidar a un hámster recién nacido, ya que es una etapa crucial para que el roedor pueda salir delante de forma correcta.

Uno de los primeros pasos que se debe dar a la hora de cuidar a las crías de un hámster es retirar, de forma temporal, cualquier elemento de la jaula como juguetes, rueda de ejercicios, etc. De esta forma, evitaremos que los bebés del hámster puedan lastimarse con alguno de estos elementos.

Del mismo modo, cuando la hembra se pone de parto y nacen las crías del hámster es importante separar a la hembra y a sus bebés del macho, si es que éste también convive en la jaula con ellos, ya que la hembra podría adoptar una conducta agresiva con éste tras dar a luz.

Una vez las crías han nacido, es de vital importancia no tocarlos ni manipularlos de ninguna manera durante, al menos, los primeros quince días de vida, ya que la hembra podría llegar a matarlos si advierte un olor distinto en ellos como instinto de protección.

Del mismo modo, durante los primeros quince días tras el parto no se recomienda manipular la jaula ni limpiarla.

Por último, asegúrate de que la hembra y sus crías tengan suficiente alimento, alto en proteínas y grasas durante las primeras semanas tras el parto.

Tras pasar los primeros quince días, ya podrás limpiar la jaula y manipular a los bebés. A partir de las cuatro semanas, las crías del hámster ya estarán preparados para el destete y comenzarán a alimentarse por sí mismos.