10 Tips para sacar a pasear a tu perro

10 Tips para sacar a pasear a tu perro

Sacar a pasear a tu compañero perruno es necesario para su salud y bienestar, pero si no está correctamente entrenado puede llegar a ser una verdadera batalla: jaloneos, paradas repentinas en árboles, ladridos acompañados de jaloneos excesivos al ver otro perro, etc.

Las siguientes recomendaciones son para poder disfrutar de muchos paseos agradables tanto para los perros como para sus dueños sin importar la edad, el tamaño o la condición de ambos:

1.- SIEMPRE utilizar correa o pechera, es imposible controlar los instintos de los animales, es muy peligroso que el perro salga sin correa porque puede perderse siguiendo un rastro, ser atropellado siguiendo a otro perro en la acera contraria o ser atacado por otros animales. Sin embargo si sabes que por el lugar no habrá tráfico o es un parque, puedes sacarlo a pasear suelto o quitarle la correa en ese momento, notese que para esto el perro debe estar entrenado al nivel de llamarlo de su nombre y el responder al instante aún en ocasiones de mucho estres.

2.- Es indispensable que todo perro tenga su placa de identificación con tus teléfonos actuales en todo momento, además se puede identificar con un Chip implantado bajo la piel, así en caso de que se te suelte la correa de la mano, se rompa el collar u ocurra otro imprevisto tendrá muchas más posibilidades de regresar sano y salvo a casa.

3.- Recuerda que los perros son como niños pequeños. Si llega a ocurrir que se te suelte de la correa casi es un hecho que correrá, en este caso lo mejor que puedes hacer es seguirlo pero no perseguirlo gritándole, ya que creerá que es un juego, lo mejor es seguirlo a paso calmado, si el perro te ve ¡¡no corras atrás de él!! Agáchate o siéntate en el suelo y llámalo de forma calmada, si traes comida, premios o juguetes contigo enséñaselos, y si no traes finge que los traes, si él no viene a ti acércate poco a poco hasta que puedas agarrarlo. Si tu perro está entrenado, no correrá.

4.- Si el problema son los jaloneos constantes, lleva contigo una bolsita con sus premios favoritos, antes de empezar a caminar tiene que estar tranquilo, haz que se siente o acueste hasta que tú decidas empezar a caminar, enséñale el premio para que se acerque a ti y cuando esté a tu lado dáselo, si el jala no camines, sé paciente y hasta que esté tranquilo a tu lado dale un premio, si caminas y vuelve a jalar detente y no camines hasta que esté a tu lado otra vez, si es necesario haz que se acerque a ti por el premio y que se quede tranquilo a tu lado por un momento para volver a caminar.

5.- Al sacar a pasear a tu perro tienes que estar calmado, tienes que ser paciente, no va a aprender inmediatamente a andar con correa sin jalar y no utilices la fuerza excesiva o los gritos, utiliza palabras cortas como “Ven” y “Para”, el lenguaje corporal y las entonaciones firmes y calmadas funcionan mucho mejor para entrenar a tu perro, ya verás que con el tiempo y práctica constante aprenderá.

6.- Siempre carga con las bolsitas para la popó, es responsabilidad del dueño limpiar lo que desecha su perro, es necesario y no toma más que unos segundos, al limpiarla te aseguras de mantener una convivencia sana con tus vecinos, un medio ambiente más limpio en tu colonia y además así evitarás que en tu paseo del día siguiente tú o tu perro pisen sus desechos del día anterior. Carga sus desechos hasta tu casa, puedes utilizar una bolsita para recoger y otra para transportar.

7.- Todos los perros tienen un instinto territorial, querrán marcar su territorio a lo largo del recorrido, es normal, y también querrán oler árboles para saber qué tipo de perros los han marcado y han pasado por ahí, si el perro está concentrado en seguirte y estar cerca de ti para obtener su premio podrá dejar pasar uno que otro árbol, pero sé paciente, el oler y marcar su territorio es una actividad normal y común en todos los perros.

8.- Ladrar a otros perros o incluso personas a lo largo del recorrido puede ser molesto, para evitarlo primero necesitas distraer al perro, no hay nadie que conozca mejor a su perro que su dueño, en cuanto veas su actitud de: “voy a ladrar” o “no me cae bien” distráelo, dale un pequeño empujón hacia ti para que voltee a verte, enséñale un premio y haz que se siente o acueste y ya que esté calmado dale el premio. Si el perro está entrenado, no ladrará ni cederá a provocaciones.

9.- Al regresar del paseo a tu casa es importante que lo cepilles y le limpies el polvo o polen que pudo haber recogido en el camino, especialmente si tienes alergias, si tu perro es de pelo largo cepíllalo y si es de pelo corto es suficiente con que le pases un trapito húmedo.

10.- Intenta sacar a pasear a tu perro una o dos veces al día, en sesiones de por lo menos 45 minutos, así estará también más tranquilo en casa, hará menos travesuras y será un perro más feliz, entre más salga a pasear más rápido entenderá que un paseo calmado, relajado y sin jaloneos es mucho mejor.

Recuerda que tu perro no es ser humano, aprenderá principalmente a hacer lo que tu quieras para complacerte, cuando se porte bien felicítalo, dale premios y mucho amor, es importante que seas firme y constante pero nunca agresivo.